2 min de lectura

En la actualidad, muchos programadores están en contacto con los lenguajes de programación a su más bajo nivel, es decir, a instrucciones representadas a lenguaje máquina, a niveles de bits y bytes.

El caso más concreto es el de los editores a nivel de bytes hexadecimal, que, si bien no permiten programar a tan bajo nivel, nos permiten editar las operaciones a niveles de bytes.

¿Cómo funciona un editor hexadecimal?

Los archivos están estructurados con base a unos y ceros en su forma más primitiva; el editor simplemente lee los archivos a este nivel y transforma un byte a un número hexadecimal entre 00 y FF (de 0 hasta 255); recordemos que un byte se compone de 8 bits.

Estos bytes pueden representar rutas para la lectura de archivos, encabezados, entre otras funciones de archivos que pueden ir orientados simplemente al usuario (imágenes,  música, videos) o que complementan a programas y que no están a tan fácil alcance del usuario para su edición o interpretación (Bases de datos, DLL, entre otros).

Dentro del archivo en su edición hexadecimal, encontraremos un componente principal, su encabezado. Este permite a un programa identificar a un archivo para así poderlo tratar de alguna manera en especial, tal y como lo hacen los editores de archivos de imagen o de cualquier otra clase. Gracias a esto, el editor puede encontrar patrones de bytes que se pueden interpretar como una función en particular, como alguna ruta de archivo que busca (Caso muy concreto en los ejecutables ó .EXE), textos que tienen que mostrar en pantalla o el simple contenido de un archivo de texto.

¿Para qué me sirve una edición a nivel de bytes hexadecimal?

Como bien sabemos, hay códigos fuente que no se nos son proporcionados, y este tipo de programas nos ayudan a comprender el mejor funcionamiento de un programa, incluso de esta forma tan difícil de interpretar e incluso archivos con extensiones que no nos sean conocidas y que por este medio se pueda describir su comportamiento.

El modding

Podemos encontrar en la actualidad mucha gente que se dedica al Modding que es ni más ni menos que la edición de videojuegos sin conocer su código fuente.

Gracias a los editores a nivel de bytes hexadecimal estos individuos pueden programar utilerías para personalizar sus videojuegos e incluso cambiar los comportamientos de sus personajes, identificar archivos comprimidos (Como aquellos que albergan las imágenes de texturas de todos los modelos 3D), realizar traducciones de los videojuegos a idiomas no antes vistos, entre otras cosas que pueden resultar bastante apantallantes para los gamers.

Incluso si no te dedicas a la programación, puedes considerar la posibilidad de realizar esta clase de cambios en cualquier archivo que te propongas; recuerda que estos métodos nos ayudan a estructurar el pensamiento, y a estimular la creatividad y la imaginación.

Compartir
Licenciada en Informática con Maestría en Tecnologías de la Información. Docente por convicción con trece años de experiencia, desarrolladora desde hace nueve años trabajando actualmente con desarrollo WEB para alta disponibilidad, además de ser consultor independiente y capacitador. Participe del movimiento del software libre como fiel apasionada, reconocida por su actividad en la comunidad y su participación en la inclusión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here